Widget Image
Espero que te haya gustado el blog, si quieres compartir conmigo y el resto de la comunidad tus progresos pásate por mis redes sociales, estaré ¡encantada de conocerte!
Suscríbete al Blog

Sobre Mi

Recuerdo la primera vez que entré en un gimnasio. Aún en aquel tiempo no sabía ni lo que significaba una superserie y para qué mentir, pensaba que lo mejor que se podía hacer era correr. Miraba a los que estaban entrenando, la mayoría hombres, y solo me decía a mi misma: ”estos tío están todo el día con lo mismo”. Aún así me llamaba la atención todo este mundo del fitness. Todas las mujeres que veía en las revistas me parecían demasiado masculinas pero al mismo tiempo parecía haber salido de los mejores cómics de superhéroes, y eso me gustaba.  Y un día decidí sentarme delante del ordenador y ponerme a investigar todo lo que se me ocurría sobre el fitness. Recuerdo pensar: ¡WOW! Había tantas cosas que aprender que se me hacía un mundo en la cabeza.

Véndele un pez a un hombre, y comerá un día. Enséñale a pescar, y comerá toda su vida.

Esta frase no podría ser más cierta, porque no hay mayor error que depender de los demás para empezar a recorrer un camino como el del fitness. Está claro que si tienes la oportunidad de contar con un mentor, tu camino se hace más llevadero, pero el día que no puedas contar con él, te pierdes. Pero en mi caso, no conté con nadie. Pasaron los años y junto a ellos, vinieron más dudas, retos y objetivos. He tenido la oportunidad de aprender, cometer errores pero también de competir junto a muchas mujeres y hombres profesionales. Desgraciadamente también he aprendido en algunas ocasiones de la peor manera.

Dietas demasiado extremas, horas de cardio interminables, relaciones con amigos perdidas y distante con la familia. Y es que la competición es un mundo fantástico pero muy duro, lleno de emociones pero no siempre buenas, repleto de lecciones pero no siempre valiosas.

Y fue después de unas cuantas competiciones que decidí, ampliar mis conocimientos y tomar un camino diferente. Decidí entrenar duro, comer lo que mi cuerpo necesitaba pero también a amar mi físico fuera de la competición. Y puedo decir que ¡soy feliz! Me han enseñado a entender cómo funciona nuestro metabolismo, mente y otras opciones que no sea las que vemos en internet.

El fitness no tiene ninguna definición, tú eliges qué quieres que signifique para ti.

Aun recuerdo lo mal que me trataron cuando empecé a hacer HIIT, me decían que no tenía ni P**A idea de lo que hacía, que eso no servía de nada y qué lo mejor que podía hacer era seguir los consejos de los ”realmente sabían”. Me costó mucho aceptar las críticas y decidí entrenar en casa, seguí a lo mío porque creía en mí, creía en mis conocimientos y me sentía bien entrenando así. Y un día así sin más, la gente me felicitaba por el ”nuevo cuerpo” que había conseguido. Os podéis imaginar mi cara ¿no? (poker face).

En internet hay tantas mentiras, marketing, dietas y consejos milagrosos, que al igual que muchas personas, he cometido el error de probar. Y aunque nunca he llegado a extremos, he aprendido a detectar cuando algo está bien y cuando no. Por eso decidí empezar este blog. Un pequeño diario donde comparto con quienes quieran aprender a hacer las cosas de forma diferente, un diario donde podemos debatir, hablar y apoyarnos para recorrer este camino juntos. Aprendiendo de nosotros mismos pero también de los demás.

Nacimos para ser únicos, no para ser perfectos.

Un blog donde nadie es más que nadie y dónde no existen cuerpos perfectos, sino mujeres y hombres sanos, fuertes y orgullosos de su físico en todas sus etapas. Un lugar donde él que se sienta cómodo con competir pueda encontrar inspiración pero también un blog dónde el fitness significa mucho más que tener unos abdominales y estar definido. Porque de qué sirve ponerse en forma si tienes que sacrificar algo que es más valioso para ti o si no eres totalmente feliz.

Entonces preguntarás: ¿Qué encontraré en este blog?. Muy simple, encontrarás los mejores consejos que me dieron, que aprendí, una forma de alimentarse que te permitirá disfrutar de todos los placeres en pequeñas porciones y rutinas de entrenamiento que pondrán a prueba tu cuerpo, lo hará más fuerte y que te motivará a ser mejor cada día. Un lugar donde competir no es el único objetivo, sino también estar y sentirse fuerte y donde tu puedas al igual que otros tachar los prejuicios de la sociedad y de las revistas que te intentan convencer que estar definido todo el año es fácil.

Así que si te animas a participar, te invito a que:

  • No tengas miedo de decir que es difícil pero no imposible
  • A que me ayudes a mi y a otros a encontrar motivación y fuerza cada día
  • A que ayudes a miles de hombres y mujeres a aceptar tal y como son en cada etapa de su vida
  • Darle un valor más grande al fitness que no sé puramente físico.
  • A pasarlo bien y ¡demostrar de lo que estás hecho!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR