Widget Image
Espero que te haya gustado el blog, si quieres compartir conmigo y el resto de la comunidad tus progresos pásate por mis redes sociales, estaré ¡encantada de conocerte!
Suscríbete al Blog

Blog

en forma después de los 50

Ponte en forma después de los 50 años | Mejores consejos

Lo que ocurre a nuestro cuerpo al envejecer, es algo que a nadie le gusta pensar. Porque además del peso de los años, también empezamos a notar el estilo de vida que hemos llevado los últimas décadas. Todo pasa factura.

Pero ¿qué pasa si quieres ponerte en forma ahora, cuando nunca lo te lo habías planteado antes? ¿Es demasiado tarde? No. Y hoy te voy a explicar lo que tienes que hacer si quieres recuperar tu vitalidad y estar más en forma que nunca después de los 50.

Lo que debes hacer primero

Lo primero que quieres comprobar, tanto si sueles realizar ejercicio leve como si nunca lo ha hecho antes, es que realmente puedas aguantar una rutina. Lo ideal incluso sería que hablaras con tu médico para saber qué recomendaciones te pueda dar él como profesional. Una vez tengas descartada cualquier enfermedad o posible impedimento, podrás ponerte manos a la obra. Algunos de los primeros signos a tener en cuenta son por ejemplo:

  • Pérdida de flexibilidad
  • Menos fuerza muscular en general
  • Pérdida de resistencia
  • Menos estabilidad y/o equilibrio
  • Más sensibilidad al frío y/o calor
  • La visión, memoria y algunos desajustes hormonales
  • etc.

Deja los pensamientos negativos atrás y organízate

Deja los pensamientos negativos atrás y no escuches a los comentarios de los familiares, amigos y conocidos que aseguran que no vale la pena ponerte a entrenar ahora. Recuerda que nunca es demasiado tarde para cuidarse, para sentirse bien y estar llenos de energía. Lo importante es que sea algo que realmente te apetezca y vayas a disfrutar con el proceso. Apunta los días que irás a entrenar y organízate. Si necesitas un calendario o saber cómo organizar tus entrenamientos, no te pierdas el post donde te explico paso a paso a cómo hacerlo.

Visualiza tu objetivo principal

Si cuando tenías veinte años tu objetivo era lucir bien en bikini, con treinta era mantener todo en su sitio, con cuarenta era tener cuerpo de treinta, entonces a los cincuenta tus objetivos deberían ser algo diferentes. En esta fase de tu vida, deberías priorizar la calidad de tu alimentación, tu salud cardiovascular y sentirte lleno de vida.

Para ello, es necesario que busques un equilibrio entre ejercicio, alimentación y descanso. En realidad esas son tus tres prioridades. 

  • Ejercicio: busca una rutina que sea fácil de seguir pero que a la vez te ponga a prueba. Los músculos ya no crecen ni se recuperan tan rápido. Lo ideal sería:
    • Entrenar uno o dos músculos diarios
    • Intentar descansar dos o tres días a la semana para asegurarte que te recuperas del todo.
    • En cuanto a cardio, prueba con salir a correr, andar o apúntate a alguna clase dirigida de baile, Zumba o la que más te animes a probar.
  • Alimentación: Decide si quieres llevar una dieta controlada o prefieres apostar por una dieta más flexible en la que puedas comer sano pero permitirte algún capricho durante la semana. Es importante que seas realista a este punto porque según el objetivo que tengas tendrás que optar por una o por otra. No olvides que esa dieta debe ser rica en nutrientes para que no te falte de nada. 
  • Descanso: Si con veinte años el descanso es primordial para recuperarte, con cincuenta, lo es aún más. La mayoría de los adultos, tienen el sueño más ligero y les cuesta más dormir. Si eres uno de ellos, asegúrate de que esas pocas horas sean muy buenas. Prepara tu dormitorio para que sea tu pequeño oasis de descanso y incluso revisa si ya es hora de cambiar de colchón. Calidad antes que cantidad es la clave.
  • Suplementos: si puedes aportar algún suplementos más a tu cuerpo, él te lo agradecerá. Opta por añadir algunas vitaminas como Vitamina D, Calcio, Magnesio, Zinc y alguna proteína para ayudar a tu metabolismo a recuperarse rápidamente. Si quieres saber qué dieta es más aconsejada pásate por el post sobre la dieta a partir de los 50 años.

¿Qué tipo de ejercicios te favorecerán?

Si tuviera que elegir entre tantos celebrities que hay en el mundo del deporte, sin lugar a duda, escogería a Tony Horton. Este entrenador de 56 años, dueño y creador de P90X, un poco loco pero a la vez divertido que pone a prueba tu fuerza, equilibrio y con el que te aseguro, te pondrás en forma en un periquete. Tony Horton tiene varias rutinas en Youtube por si quieres empezar desde hoy.

Pero ¿qué pasa cuando nunca has hecho deporte antes? Muy sencillo. Busca lo que te apasiona y conviértelo en un deporte. Puede que te suene raro pero verás como tiene sentido.

  • Si te gusta caminar y sueles hacerlo por la ciudad, cambia de ambiente y ruta. Opta por ir a una zona más arenosa como la playa, ya que quemarás más calorías a ser más difícil caminar. Meterte en agua incluso si hace más calor.
  • Si te gusta nadar y sueles ir a tu piscina a hacer algunos largos es perfecto, pero si realmente quieres ponerte en forma prueba con una clase de aquagym o aquafitness (link) o incorpora algunos ejercicios de fuerza con guantes y pesas de espuma especiales para ello. 
  • Si te gusta pasear y explorar, no dudes en pasarte al Hiking o Trekking que sea realizar por la montaña. Un paseo por tu ciudad está bien, pero disfrutar de las vistas desde la cima de la montaña aún más.
  • Si te gusta pasear en bicicleta ya te beneficias de un buen ejercicio pero pásate a otro nivel, probando con BTT o Spinning. Quemarás no solo el doble sino que podrás además integrarte en un grupo que comparta la misma pasión.
  • Si te gusta estar algo más relajado, entonces prueba con el yoga. Hay varias modalidades disponibles y cada profesor tiene su estilo. Cuando yo lo probé por primera vez me quedé sorprendida de lo difícil que era, no me lo esperaba para nada. Además el yoga mejora tu fuerza, resistencia y flexibilidad.
  • Si no tienes ninguna afición en particular entonces es tu oportunidad para probar con algo nuevo. Atrévete a ponerte en contacto con un entrenador personal de tu gimnasio y adéntrate en la sala de musculación. Tu músculos te lo agradecerán después de unas semanas y te verás genial.

Bueno, ahora que ya sabes como ponerte a ello, no olvides cuidar tu alimentación y aportar todos los nutrientes necesarios para que tu sistema siga a tope. Si no sabes por dónde empezar,  no te pierdas mi post sobre hacer dieta a partir de los cincuenta.

catarina signature

22/03/2016
Comida rápida y obesidad | Documentales que cambiaron mi manera de comer
10/04/2016
Dieta sana a partir de los 50 años | Mejores consejos y dieta

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR